26/12/2016
¡Felices Fiestas!

untitled-design

Queridos Exalumnos,

2016 fue un año de Generales; tres generales de la Compañía de Jesús.

El primero dejó su labor después de ocho años al timón de la Compañía. Adolfo Nicolás se había convertido en Præpositus generalis en 2008, sucediendo al Padre Kolvenbach. Éste último dimitió en la última Congregación General (36), el 3 de octubre de 2016. Nacido en España en 1936, pasó la mayor parte de su carrera en Asia, especialmente en Japón.

Queremos darle las gracias por su apoyo a la WUJA, pero sobre todo por su contribución a la Compañía de Jesús y a la Iglesia. Él insistió particularmente en la justicia social y todo lo que Asia tenía que ofrecer a la Iglesia.

El segundo entró en funciones unos días después de la dimisión de Nicolás. El 14 de octubre de 2016, el Padre Arturo Sosa fue elegido el 31º General de la Sociedad. Nacido en Venezuela en 1948 y renombrado especialista en cuestiones sociales y políticas; se espera que dirija a la Compañía, como sus predecesores, en la dirección del servicio de la fe, la promoción de la justicia y la formación intelectual.

Le deseamos mucho éxito para asumir los retos a los que se enfrenta la Compañía, y le ofrecemos el apoyo de WUJA.

El tercero, Peter-Hans Kolvenbach, regresó a la casa del Padre el 26 de noviembre de 2016, ocho años después de haber renunciado a su cargo de Padre General. Su mandato como General fue uno de los más largos de la historia de los Jesuitas, 25 años, de 1983 a 2008. Nacido en los Países Bajos en 1928, se convirtió en el líder de los Jesuitas en un momento muy difícil y pudo estabilizar la Compañía En su relación con el Vaticano luego de los años tumultuosos de la era Arrupe. ¡Al retirarse, abrió el camino a lo que se va a convertir en la regla para los Generales Jesuitas, … y Papas! Volvió a sus estudios sobre el cristianismo oriental.

Como 2016 llega a su fin, elogiamos al primero, animamos al segundo y nos acordamos del tercero de estos tres Generales. Damos gracias a Dios por haber bendecido a la Compañía con personas como ellos, mostrando una dirección, no sólo para los Jesuitas, sino también, para sus Antiguos Alumnos.

En nuestro difícil mundo, que la Navidad nos envuelva a todos en su paz, su mensaje de alegría, su camino de esperanza.

Que 2017 sea un gran año para ustedes y sus familias.

Alain Deneef

Presidente
Unión Mundial de Alumnos Jesuitas

christmasnewyear

About the author