17/12/2017
Testimonio sobre el congreso de Cleveland

wujacongress-logo1

“ Unir nuestras fronteras”

 

¿Qué mejor forma de empezar el verano que con el cada cuatro años congreso de WUJA?

Establecido en Bilbao en 1956 con el objetivo de conmemorar el 400 aniversario de la muerte de San Ignacio de Loyola – fundador de la Sociedad de Jesús e inspirador del movimiento espiritual que lleva su nombre -, la Unión Mundial de los antiguos Alumnos de los Jesuitas (WUJA) reúne viejos escolares y alumnos de las escuelas y universidades jesuitas así como amigos jesuitas en el mundo entero para construir las relaciones internacionales entre esta gente y pensar sobre las diferentes formas de promover la paz y la justicia en un mejor conectado y más sostenible mundo. Para fortalecer estos objetivos, WUJA lleva a cabo congresos, sobrecogedoras conferencias de tres días dónde debemos preguntarnos y educar no solo sobre la fundación de la espiritualidad Ignaciana, sino también, y especialmente sobre su influencia en el mundo a través de los más diversos campos como negocios, ley, salud, servicios, artes, …

34886622733_9275173f29_z

Después de los dos primeros congresos organizados en Roma (donde se establece el General Superior) en 1967 y en Versalles en 1986, WUJA decidió organizar regularmente sus  quedadas mundiales yendo de una provincia geográfica a otra, con el objetivo de conectar mejor entre sí. Empezando en Europa en 1991 en Bilbao, pasando entonces por Sídney  (Sudeste Asiático) en 1997, luego por Calcuta (Asia central) en 2003. Desde la edición de Burundi, WUJA ha deseado organizar su congreso cada cuatro años. Es por eso que tuvimos  el honor de participar en la edición de este año – cuatro años después de la edición colombiana -, organizado por primera vez en la región de Norte América. Por cierto, ya se ha concertado una nueva reunión en Barcelona, España, en cuatro años, para empezar una nueva ronda de las regiones, comenzando de nuevo con la europea, en el país de nacimiento de San Ignacio. Un regreso a las raíces en cierto modo…

Aquí vamos, en este final de junio, a Cleveland (OH, USA), capital pasajera de el mundo jesuita, bajo una pesada calor – característico del clima bipolar de la Región de los Grandes Lagos. Nos reunimos por primera vez entre jóvenes adultos para una recepción inicial de networking animada por Christopher Lowney, ex director administrativo de JP y actual presidente de la junta de Catholic Health Initiatives, uno de los sistemas de atención médica / hospitalarios más grandes de Estados Unidos. También es, y especialmente, conocido como el autor de “Heroic Leadership“, traducido a once idiomas y explicando las razones por las cuales la Compañía de Jesús ha desarrollado una notable tradición de liderazgo desde sus inicios.

Entre las otras estrellas invitadas que este congreso de 2017 reunió, tuvimos que mencionar a varios jesuitas que participaron en ella. En primer lugar, el Rev. Arturo Sosa, SJ, 31º Superior General de la Compañía de Jesús, quien tardó más de dos horas en contestar nuestras preguntas vía webcam desde su sede romana: “Estamos llamados a adoptar una actitud de reunión, a obtener de nuestras formas habituales de comportarse, imaginar las formas de cómo llegar a las personas donde están “, dijo. Destaquemos también el reverendo Timothy P. Kesicki, asombroso ponente de S.J. (“El mundo es nuestro hogar”). Es nativo de Erié, la ciudad bordea el lago del mismo nombre hasta donde se encuentra Cleveland, y quien estudió en la Universidad John Carroll, donde estaba nuestro congreso. El Rev. Kesicky es a partir de ahora el presidente de la Conferencia Jesuita de Canadá y los Estados Unidos, con sede en Washington, D.C., después de haber servido en las juntas del Servicio Jesuita a Refugiados / Estados Unidos y la Revista América. Rev. Gregory J. Boyle, S.J. testificó sobre su acción en miembros de pandillas socialmente reintegrados de los barrios más pobres de Los Ángeles, a través de sus panaderías, Homeboy Bakeries, que conocen un éxito cada vez mayor y atienden a más de 10,000 personas cada año. Obtuvo la “Medalla Laetare” 2017 de la Universidad de Notre Dame por su acción. Este es el honor más antiguo y prestigioso otorgado a los católicos estadounidenses. Por último, pero no menos importante, el reverendo Peter Balleis, SJ, ex director internacional del Servicio Jesuita a Refugiados durante ocho años y hoy trabajando en Jesuit Worldwide Learning (JWL) donde está a cargo de proporcionar certificados y programas de diploma para quienes viven en campos de refugiados y en lugares donde el aprendizaje superior está fuera de su alcance.

35526342541_8e03904c89_z

Junto a esos brillantes oradores, se organizaron decenas de sesiones simultáneas (dos veces al día: por la mañana y por la tarde), animadas por profesionales y líderes académicos sobre temas de los más diversos y dedicadas a mejorar nuestro sentido del deber de forma constante. mundo cambiante que rueda demasiado seguido sin marcadores fuertes. Desde un punto de vista personal y sin poder asistir a todos, hemos seguido, por ejemplo, una conferencia titulada: “Emprendimiento social: capacitar a las personas pobres para ser empresarios y crear empleos”, animado por tres ancianos y / o profesores de instituciones jesuitas estadounidenses ; u otro más: “Mejores prácticas y tendencias exitosas en actividades de misión e identidad en la educación superior jesuita”. Pero la conferencia de la que estamos particularmente seguros es el Young Alumni Media Panel, donde pudimos formular todas nuestras preguntas durante más de una hora a tres profesionales de medios estadounidenses, representando a NBC News, RealClearPolitics y American Media. Al final, tendremos el beneficio de treinta talleres y más de 60 duchas de diálogo. En tres días, ¡qué logro!

Pero los congresos mundiales de WUJA, más allá de sus aspectos obvios de enseñanza, son también y, especialmente, lugares de reunión e intercambio. Llegar a los Estados Unidos es la oportunidad de descubrir la verdadera fuerza de lo que es la red jesuita estadounidense y sus armas JRS, ISN (Red de Solidaridad Ignaciana), su editorial Loyola Press, y obviamente las grandes universidades jesuitas estadounidenses, como Georgetown, Fordham, Santa Clara, Loyola, Boston College, Holy Cross, … Para permitirnos reunirnos de una manera cómoda y conocer a los 500 participantes que estuvieron presentes, el equipo de esta edición 2017 usó todos los medios de calidad a nuestra disposición: bienvenida al director Palooza con camiones de comida local, recepción del Salón de la Fama del Rock & Roll con discusión sobre Rock y espiritualidad con Dave Nantais de la Detroit-Mercy University, un estreno de “Emergent Universe Oratorio” interpretado por la Orquesta de Cámara BlueWater de Cleveland y el Coro de cámara de Cleveland, e ¡incluso un juego de béisbol!

En el Congreso WUJA 2017, edición de Cleveland, pudimos encontrar ex alumnos geográficamente más cercanos que nosotros, como Mathilde Wattier, del St. Stanislas College of Mons, y Arnaud Hoc, del Colegio Nuestra Señora de la Paz de Erpent, que vino a fortalecer la delegación belga. Unidos a Clement Haag, consejero académico de Avignon y las Tierras de la Universidad de Vaucluse, formamos una joven banda francófona lista para abrazar todo lo que este congreso WUJA preparó en EE. UU. tenía para ofrecernos.

Obviamente, no podríamos terminar esta historia sin hablar de nuestra reunión con otro alumno del Collegio Saint-Michel, el presidente de WUJA, Alain Deneef, quien además fue reelecto al frente de la organización por un nuevo mandato de cuatro años. Como epílogo de esta edición de 2017, ambos nos alejamos, en las carreteras del medio oeste: Detroit – Columbus – South Bend (Universidad de Notre-Dame) – Chicago, donde disfrutamos de un maravilloso fuego artificial para el Día de la Independencia, luego a St. Louis a través de la famosa Ruta 66 y donde nos complació visitar un museo dedicado a la vida jesuita en el momento de la Conquista al Oeste, propiedad de la Universidad de St. Louis. Nos dejamos en Indianápolis, pero fue un adiós que reclamó proyectos futuros juntos, al servicio de los demás.